Si eres de las personas que no sólo ama el yoga, sino que además tienes experiencia de larga data en su práctica y quieres enseñar a los demás a lograr cada una de las posiciones y la tranquilidad mental que lleva este ejercicio, tal vez estés pensando en convertirte en instructor o instructora de yoga.

Práctica del yoga

El yoga es una actividad que trae beneficios tanto físicos, como mentales y espirituales y las personas que deseen incursionar en la enseñanza del yoga deben tener un camino recorrido en los tres sentidos, ya que ésta sería la única forma de poder ayudar a otros a alcanzar la superación en el ámbito que anhelan.

Existen en Argentina una serie de cursos para convertirse en instructores certificados de yoga y dependiendo de las técnicas en las cuales se desee especializar el cursante, existirán diversas opciones. Por lo general no hay requisitos insuperables para convertirse en instructor, incluso algunas academias ni siquiera exigen que el cursante tenga experiencia previa en yoga.

Asistentes a los cursos de yoga

Sin embargo, la mayor parte del público que acude a los cursos para convertirse en instructores está unido por el conocimiento que tienen en otras áreas relacionadas con el equilibrio cuerpo y mente y el crecimiento espiritual, por lo que encontrará amantes de la medicina holística y medicina alternativa tal como la aromaterapia y cromoterapia, igualmente los practicantes del reiki, que básicamente buscan el equilibrio espiritual a través de la limpieza de los chakras. Aquellos amantes de la psicología, que entienden que el beneficio parte de la paz mental, también se acercan a estos cursos.

Por otra parte, también están las personas que se han especializado más en la práctica de ejercicio físico, tal como entrenadores de gimnasio, monitores de bailoterapia, etc, que desean conocer las prácticas en detalle del yoga para complementar sus habilidades.