Para quienes deseen convertirse en practicantes de yoga terapéutico, los estudios que deben realizar son a nivel universitario. De esta forma, obtendrá conocimientos para la utilización de las posturas del yoga como herramienta para el mejoramiento de la salud del paciente.

Asimismo, como por un lado la acelerada vida de las ciudades modernas han llevado al deterioro de la salud de los ciudadanos, también se han incrementado los centros que buscan la recuperación de la calidad de vida y el aumento del bienestar tanto a nivel mental como físico. Es por ello, que cursos como éstos, se encuentran hoy en día más fácilmente incluso a través de internet.

¿Qué es el yoga terapéutico?

Los cursos de yoga terapéutico son dictados por profesionales de la salud a colegas de su misma rama, que deseen ayudar a los pacientes a recuperar la salud física de los pacientes a través de la realización de ejercicios tanto isométricos, como de prácticas de meditación. Las mismas se diseñan a partir de un diagnóstico elaborado al inicio del encuentro con el paciente y combina además técnicas de respiración, hábitos alimenticios y hábitos de relajación y descanso.

De esta forma, el yoga terapéutico busca atender la salud física de la persona pero partiendo de reconocer que hay otros elementos que influyen en la salud integral del individuo y la necesidad de restablecer el equilibrio entre los elementos involucrados para lograr la sanación total.

El yoga ha trascendido el campo de lo espiritual y de la relajación mental y ha penetrado en el mundo científico que comienza a reconocer que las técnicas usadas y combinadas de manera armónica, traen como consecuencia un beneficio de la salud corporal a partir de la salud mental y la paz espiritual. Las técnicas de respiración, la visualización y otros técnicas que antes eran usuales sólo en las prácticas alternativas, hoy en día también son reconocidas por la ciencia.